La Intolerancia al alcohol

 

Una intolerancia que se puede padecer es la intolerancia al alcohol.


No es inusual experimentar síntomas similares a las alergias después de ingerir alcohol.

La reacción puede ser muy especifica a un determinado tipo de vino p por diferentes tipos de alcohol.

La verdadera alergia se produce cuando el cuerpo erróneamente produce anticuerpos contra una sustancia, que es la que provoca reacción cada vez que se toma la sustancia.


Cuando surge las intolerancias al alcohol

La verdadera alergia al alcohol es muy rara, aunque hay casos de reacciones cutáneas registrados. Los síntomas son causados mas comúnmente por una intolerancia al alcohol o a la comida en que se basa la bebida, como por ejemplo las uvas para la fabricación del vino o cereales para el whisky.

Una intolerancia puede surgir cuando el cuerpo carece de una enzima que es necesaria para digerir y eliminar adecuadamente un alimento o sustancia, en este caso el propio alcohol.

El alcohol también aumenta la permeabilidad del intestino y esto puede explicar la reacción de personas sensibles ligeramente a los alimentos y que no reaccionan al alimento sino únicamente cuando se combina con alcohol.

El vino tinto pude causar problemas, seguido del whisky, luego la cerveza y otros vinos. Muchas veces la causa no esta en el alcohol sino en los productos químicos que le dan cuerpo, aroma y sabor a la bebida.

Algunos de los principales productos culpables de la intolerancia o de alergia al alcohol

La histamina que esta presente en muchas bebidas alcohólicas, especialmente en los vinos rojos, provoca dolor de cabeza, sofocos, síntomas nasales, intestinales o asma.

La levadura es una causa posible de reacción alérgica a las bebidas alcohólicas. Sin embargo algunos estudios revelan que hay bajos niveles de alérgenos de levaduras presente en las bebidas alcohólicas.

Los sulfitos o dióxido de azufre son comunes en las casas que preparan infusiones de cervezas y vinos como el metabisulfito de sodio, que se utiliza para la limpieza de los equipos y permanece en niveles muy altos.

Los aditivos como la tartrazina, benzoato de sodio, pueden desencadenar urticaria y el asma.

Los alérgenos de origen vegetal como las frutas de que esta preparada la bebida también puede ser causa de una reacción alérgica y también los hongos de los corchos de las botellas de vino, aunque la sensibilidad a este hongo es rara.

La prevención es la forma es que se pueden controlar los síntomas derivados de alergia o intolerancia alimentaria a las bebidas alcohólicas.