Alimentos procesados y sus beneficios




Los alimentos procesados son aquellos que han sido alterados en su estado natural por algunas razones como preservarlos. Estos alimentos son los que compramos para comer enlatados, congelados, refrigerados, deshidratados y el procesamiento aséptico.Pensamos en ellos como malos para nuestra salud, como la mayoría de los bocadillos altos en grasa y altos en calorías o las comidas que se preparan en la sartén. Pero resulta que algunos de estos alimentos no son malos para nuestra salud.

Alimentos procesados sanos para la salud

La leche se considera un alimento procesado porque esta pasteurizado para eliminar las bacterias y se homogeneizo para que las grasas no se separen del liquido.

Algunas personas prefieren la leche cruda, pero esto las puede conducir a enfermedades transmitidas por este alimento, por eso la mayoría de nosotros nos sentimos felices de consumir la leche procesada que compramos en la tienda de comestibles.

Las verduras congeladas conservan las vitaminas y minerales que son convenientes almacenar para comer durante todo el año. Las frutas y los jugos de verduras es también un ejemplo de los alimentos saludables procesados. De hecho el jugo de naranja esta fortificado con calcio para que sea aun más nutritivo. La harina de avena, los filetes de pescado congelados, el salmón enlatado, las bayas congeladas y el 100 por ciento de pan de grano entero son ejemplos de los alimentos procesados que son bueno para todos.



Alimentos procesados malos para la dieta.

Hay una cantidad de alimentos procesados que no son buenos para la salud y muchos de ellos están hechos con grasas trans, grasas saturadas, y grandes cantidades de sodio y azúcar. Estos alimentos se deben evitar o al menos comerlos con moderación.
  • Algunos de estos alimentos son los siguientes:
  • Los alimentos enlatados con grandes cantidades de sodio o grasa
  • Los panes y pastas hechas con harina blanca refinada en vez  de granos enteros
  • Los alimentos snacks, como papas fritas y dulces, son considerados de alta densidad energética, son altos en grasas, contienen grasas saturadas, los ácidos grasos trans y mucha sal o azúcar.
  • Palitos de pescado, congelados y comidas congeladas que son de altos contenidos en sodio. Empaquetados de pasteles y galletas.
  • Las mezclas en caja de comida con alto contenido de grasa y sodio.
  • Los cereales azucarados del desayuno, muchos de ellos son  bajos en fibra y contienen demasiada azúcar. Únicamente son buenos  si son hechos con granos 100 por ciento y fortificados con nutrientes adicionales.
  • Las carnes procesadas.