Que pueden motivar intolerancia alimentaria?



El proceso de digestión comienza con la descomposición mecánica del alimento en la boca y termina con la excreción de los materiales de desecho, sin embargo el proceso no es tan simple ya que en él se produce una compleja interacción enzimática que comienza con la acción de la saliva, las enzimas pancreáticas, el ácido del estómago, sales biliares y gastrointestinales, que se encargan de reducir la comida a nutrientes aprovechables o que pueden ser absorbidos por el torrente sanguíneo.

Pero una serie de condiciones pueden interferir con este proceso y llevar a desarrollar síntomas tales como; molestia abdominal, flatulencia, mala absorción e intolerancia a ciertos alimentos, entre ellas mencionaremos las siguientes;

-Síndrome de intestino irritable (SII)

El síndrome del intestino irritable afecta a millones de personas en el mundo y sus síntomas incluyen; dolor abdominal, alteración de los hábitos intestinales, distensión abdominal e intolerancia a determinados alimentos, como el trigo o los productos lácteos. Estos síntomas se superponen a los de otros trastornos como; la enfermedad celíaca y la intolerancia a la lactosa, situaciones que dificultan muchas veces el diagnóstico de SII.

El tratamiento consiste en evitar los alimentos específicos que desencadenan los síntomas, aumentar la fibra en la dieta, psicoterapia y medicamentos.

-Insuficiencia pancreática y biliar

El páncreas es una glándula que produce una serie de enzimas que facilitan la digestión de los alimentos como; lipasas, amilasas y proteasas, encargadas de descomponer las grasas, carbohidratos y las proteínas respectivamente. La bilis desde el hígado ayuda a emulsionar las grasas para que puedan ser más fácilmente digeridas, por lo cual una deficiencia del páncreas o el hígado puede interferir con la producción de enzimas o de la bilis y esto lleva a la hinchazón, malestar abdominal e intolerancia alimentaria.
Algunas personas desarrollan estos problemas después que le extirpan la vesícula, por ello se les recomienda evitar los desencadenantes dietéticos y tomar suplementos de enzimas digestivas, así como ácidos biliares para aliviar los síntomas.