Alergias alimentarias; el anacardo


El anacardo pertenece a la familia de frutos secos que incluye pistacho y el mango, junto con la nuez, la almendra, por lo tanto pueden producir alergias que son uno los tipos más comunes alergias alimentarias en niños y adultos.

Como el cacahuete, los anacardos pueden causar las reacciones alérgicas muy graves, incluso si una persona se expone a pequeñas cantidades. Los anacardos pueden ser un ingrediente oculto en los alimentos comunes, como las comidas asiáticas, helados, tortas y como sustituto de los piñones en salsa de pesto. Entre los síntomas más comunes que puede presentar una alergia a los anacardos se encuentran los siguientes;

-Urticaria e hinchazón

La urticaria y la hinchazón son los síntomas más leves como reacciones alérgicas, presentando inicialmente picazón u hormigueo en o alrededor de la boca a pocos minutos de comer o tocar un anacardo o alimentos que lo contengan. Las ronchas rojas que pican pueden aparecer de varios tamaños y al azar en la superficie de la piel. La hinchazón que se produce por debajo de la superficie de la piel recibe el nombre de angioedema y también puede ocurrir solo por exposición al fruto seco, pero tanto la urticaria como la hinchazón generalmente se resuelven en uno o dos días.

-Síntomas gastrointestinales

Las personas alérgicas a los anacardos inmediatamente pueden experimentar dolores de estómago o vómitos, cuando el cuerpo trata de expulsar el alimento responsable, presentando como síntomas más graves; diarrea, vómitos explosivos, dificultad para tragar o náuseas. Una inflamación de la lengua o la garganta puede obstruir las vías respiratorias, indicando a su vez una inflamación en el interior del tubo digestivo.

-Síntomas respiratorios

Una reacción alérgica a los anacardos puede provocar síntomas similares a la fiebre del heno o asma, cuando los alérgenos son transportados por el aire y se inhalan, teniendo como síntomas característicos, flujo o congestión nasal, picazón en los ojos, la nariz, el paladar y tos, todos síntomas comunes de una reacción alérgica en las vías nasales. Las sibilancias o zumbidos en el oído al exhalar representa una muestra de las vías respiratorias constreñidas, así como otros síntomas pueden provocar un ataque de asma, los cuales incluyen; dificultad para respirar, opresión en el pecho y dolor en la zona.