Alergias alimentarias; el moho



El moho es un organismo que está presente es la mayoría de los lugares, al aire libre y bajo techo, así como en los alimentos, siendo responsable de una gran variedad de alergias. El moho es un tipo de hongo que trabaja para romper el material muerto digiriendo hojas, madera, papel, tierra y los alimentos, expandiéndose por la liberación de pequeñas esporas ligeras que viajan por el aire.

El moho crece rápidamente en espacios oscuros húmedos, como los sótanos, botes de basura y en acumulaciones de hojas en descomposición, así como en los alimentos es a menudo visible de forma superficial como manchas difusas verdes que aparecen en el pan, por ejemplo. Algo que también debemos saber es que una vez instalado se extiende con ramas y raíces, las cuales a medida que crecen pueden penetrar profundamente dentro de los alimentos y en tal caso no se los puede ver.

Sin embargo los mohos (levaduras) son comúnmente utilizados con seguridad en la producción de muchos alimentos y por lo general son muy bien tolerados, pero si usted tiene una alergia al moho significativa deberá evitar toda exposición al moho, debiendo como primera medida reducir su riesgo a una reacción conociendo los alimentos que puedan contenerlos, además de revisar los alimentos en busca de signos de moho antes de consumirlos pero sin olerlos, ya que se pueden inhalar las esporas y desencadenar una reacción alérgica.

Estos son los alimentos elaborados a partir de mohos o levaduras más comunes para tener muy en cuenta;

-Quesos
-Encurtidos
-Vinagre y los alimentos que contienen vinagre, como aderezo para ensaladas, salsa de tomate, etc.
-Yogur, crema agria, leche agria, suero de leche
-Los panes y otros alimentos con levadura
-Chucrut
-Carnes en escabeche o ahumado y pescado
-Las frutas secas como las ciruelas, los higos y pasas
-Salsa de soja
-Kefir, miso, tempeh, bebidas fermentadas y otros alimentos culturales.