Alergias alimentarias; síntomas de alergia al moho



La alergia al moho que puede desarrollarse en los alimentos representa un problema común, ya que millones de personas la padecen y casi la mayoría no lo sabe, por ello tener en cuenta sus síntomas nos permitirá hacerle frente al poder detectarla.

Estos son algunos de los síntomas más típicos de la alergia al moho de los alimentos y son los siguientes:

-Sibilancias
-Congestión o flujo nasal
-Picazón en los ojos y lagrimeo
-Sarpullido o ronchas
-Tos
-Enrojecimiento de los ojos
-Presión sinusal
-Estornudo
-Ojos llorosos

Como todas las alergias las reacciones producidas por mohos se presentan cuando el sistema inmunitario reacciona de manera exagerada a las sustancias o alérgeno, que normalmente son inofensivas, pero en determinadas condiciones de salud específicas atacan al sistema provocando los síntomas mencionados.

Cuando una persona alérgica inhala un alérgeno, el cuerpo libera histamina y otros químicos como parte de la respuesta inmunitaria, lo cual causa picazón e hinchazón, producción de moco y en casos graves, ronchas y erupciones, al igual que otros síntomas, variando su gravedad en función del estado de salud individual.

Debemos tener en cuenta que la mayoría de los alérgenos ambientales entran en contacto con los alimentos, la piel, los ojos o son inhalados, razón por la cual la mayoría de los síntomas afectan la piel o las vías respiratorias.

Con respecto al moho, es el aire el que se encarga de transportar las esporas que lo reproducen y éstas pueden estar presentes durante todo el año, siendo el moho más común el que se genera en los espacios interiores húmedos como; sótanos, baños o cuartos de lavado, pero también las telas, los tapetes, los animales disecados, los libros o el papel, pueden contener esporas de moho si se conservan en lugares húmedos.

En los espacios al aire libre, el moho se encuentra en la tierra, los abonos y sobre la vegetación húmeda, por ello el consumo de vegetales puede ser uno de los motivos de alergia alimentaria.